Un montaje sobre ‘1984’, la famosa novela de ficción del autor británico, adaptación de Javier Sánchez-Collado, profesor de filosofía del Colegio El Prado, causa furor en la sala Galileo.

ENTREVISTA (por cortesía de El Prado Alumni.)

Javier Sánchez-Collado. Madrid, 1967 Promoción XIV del Colegio de Fomento el Prado. Hoy es el profe de Filosofía. Acaba de estrenar en la Sala Galileo de Madrid la primera adaptación en castellano de 1984. Tras cinco semanas de llenos, han confirmado que vuelven al mismo teatro en el mes de octubre.

¿1984 o 2018?

Que se haga esta pregunta es muy buena señal, pues indica que la obra tiene vigencia, como los clásicos. ¿Antígona ocurre en Grecia o en España? ¿MacBeth tiene que ver con el reino de Escocia o con el mundo de la empresa? Eso mismo pasa con la obra de Orwell, que -aun estando situada en otro tiempo- es actual, hace que reflexionemos sobre nuestro mundo de hoy.

¿Un fracaso de la sociedad o un éxito social?

Tal vez sea un fracaso del éxito. Es decir, el modelo de éxito es un tremendo fracaso. Se educa fomentando el individualismo, la apariencia, la falta de interioridad, la pura tecnología… Los mimbres perfectos para una sociedad totalitaria.

¡Estudiaste Filosofía porque era una manera de vivir o de buscarte la vida?

Me lo preguntan con frecuencia mis alumnos. Suelo decir que en mi caso, estudiar filosofía es como tener la suerte de poder casarse por amor y no por dinero.

¿Si te das un paseo por Atenas te entran ganas de llorar? No, pues de hecho paseo con frecuencia por allí, escuchando a Sócrates, a Platón, a Aristóteles, a Sófocles y a tantos otros. Lo que decía Quevedo de “escucho con mis ojos a los muertos” es una gran verdad: por eso quien no ama la lectura –y especialmente la lectura de los clásicos- pierde algo muy importante en su vida.

¿El prado o el pasto?

El prado corre el peligro de convertirse en pasto, lo cual significaría tener borregos, en lugar de alumnos. Para evitarlo, hay que empezar por que los profesores no nos aborreguemos… y lo mismo vale para las familias del colegio.

¿Madrí o Atleti?

Jorge Luis Borges fue abucheado antes de una reunión de estudiantes, como protesta por sus ideas políticas. Finalmente se hizo el silencio y sus palabras acabaron cautivando a todo su auditorio. Uno de los estudiantes le preguntó entonces que cómo era posible que una persona de su talento tuviera  ideas tan en contra de la moda imperante, destinadas a perder. “Joven”, le respondió, “¿no sabe usted que los caballeros siempre defendemos las causas perdidas?”

Quizá por eso sea del Atleti…

¿Hay alguna filosofía en el fútbol?

El fútbol da que pensar. Cómo se vive este deporte desvela de alguna forma cómo es el hombre contemporáneo. Y también puede servir para que cada cual descubra algo de cómo es él mismo.

¿Algo más?

Gracias.

A continuación os dejamos el enlace a la noticia publicada en el periódico ‘El País’